De la familia de las crucíferas, la coliflor pertenece a las coles tales como los repollitos de Bruselas, la col blanca, los brócolis, etc.

Si lees este artículo te contaré las maravillosas propiedades que se le adjudican a este vegetal  el cual es importante que incluyas en tus recetas de cocina ya que estarás aportando importantes nutrientes. Como siempre también te compartiré una receta de comida muy fácil de elaborar en la que la coliflor es protagonista.

Me acompañas?

Se dice que los coles son ricos en elementos que poseen la particularidad de depurar nuestro organismo, al mismo tiempo entre sus componentes se encuentran altos índices de vitamina C, carotenos, encimas, clorofila, entre otros, todos éstos son antioxidantes y combaten a los radicales libres responsables de muchas enfermedades.

Estudios científicos han demostrado que el consumo periódicos de estos alimentos, cont6ribuyen a que el hígado elimine más fácilmente las toxinas responsables del crecimiento celular canceroso.

Procedente del cercano oriente, la coliflor es una inflorescencia de gran tamaño, blanca y carnosa, aunque en sus orígenes no era utilizada como alimento sino como planta curativa.

Recién allá por el siglo XVI comenzó a cultivarse en la mayor parte de Europa y luego de difundió al resto del mundo, siendo hoy el mayor productos de esta verdura, la República de China.

Bueno ahora busca tu cuaderno de notas y comienza a escribir…

 

COLIFLOR A LA MOSTAZA

 

Lava muy bien una coliflor, sepárala en ramilletes, corta los tronquitos más largos y colócala en una cacerola con abundante agua y sal, agrega unas hojas de apio, esto contribuye a atenuar el olor fétido que emana la cocción de la col.

Cocina durante 10 minutos a partir que rompe el hervor, escurre y reserva.

En una cacerolita coloca  1 cucharada de manteca y  Cda. de aceite de oliva, agrega un diente de ajo machacado y una cebolla finamente picada, adiciona 1 Cdta. de sal y 1 de azúcar, deja rehogar y agrega 1 taza de tomates frescos procesados, luego incorpora ½ vaso de vino blanco seco, cuando evapore el alcohol agrega ½ taza de caldo, tomillo, orégano y pimienta negra a gusto. Luego mezcla con 2 cucharadas de mostaza,  baja el fuego y deja reducir unos minutos, si es necesario agrega más caldo.

Coloca la coliflor en una fuente de horno, rocía con la salsa y espolvorea con queso parmesano rallado, lleva al horno unos minutos y sirve.

Si te gustó este artículo, déjame tus comentarios.

Gracias por acompañarme

Te dejo un afectuoso saludo

Soy Lilian Chalies

Dedicada a tu éxito en la cocina