Muy pocas veces encuentro límites para una experiencia culinaria considero que si nuestro objetivo es alimentar a nuestra familia con lo mejor, entonces debemos incursionar en lo que sea con tal de asegurar la salud de los nuestros.

Digo esto porque no debemos conformarnos con lo que la industria alimenticia nos ofrece, si podemos elaborar nosotras mismas lo que queramos y eso incluye por ejemplo los componentes de la parrilla del fin de semana.

Te parece una locura?

Acompáñame y te enseñaré a preparar los embutidos caseros para que sorprendas a tu familia y amigos.

Te atreves?

Antes de comenzar quiero comentarte algo respecto a estos productos, para aclarar de qué se trata:

Chacinado: Se denomina así a los productos que se elaboran con vísceras, sangre, otros cortes de carne y productos o subproductos autorizados para el consumo humano, los cuales pueden estar condimentados con substancias saborizantes como especias, hierbas, etc..

Embutidos: Se denomina así a los productos chacinados  introducidos en membranas de animales, tales como las tripas, las cuales también pueden ser artificiales, elaboradas para este fin con materiales industrializados y autorizados para el consumo humano.

 

Si tenemos en cuenta que en la actualidad la mayoría de los embutidos se elaboran materiales artificiales, bien vale la pena agudizar nuestra creatividad y voluntad para preparar estos productos en nuestra casa y con los ingredientes especialmente seleccionados  por nosotros, sabiendo exactamente que debemos incorporar en esas recetas y así hacerlo

SALCHICHA PARRILLERA:

INGREDIENTES:

Carne vacuna (no magra) (Cuadril o paleta) 400 grs.

Carne de cerdo  (jamón o paleta)       400 grs.

Tocino de cerdo fresco                       200 Grs.

Vino blanco dulce tipo cosecha tardía o

Mozcato                                              150 cc.

Azúcar                                                 1 Cdta.

Vinagre de alcohol                               1 Cda.

Salmuera bien fría                                100 cc.

Almidón de maíz                                   1 Cda.

Ají molido                                             2 Cdtas.

Orégano                                                 1 Cdta.                                                      

Pimienta negra molida                          1 Cdta.

Comino                                                 1 Cdta.

Pimentón dulce                                     1 Cdta.

Anís en grano                                       1 Cda.

Tripa  salada                                         c.n.

PROCEDIMIENTO:

Remoja las tripas en agua tibia aproximadamente 20 minutos, luego lávalas en abundante agua a efectos de quitarle completamente la sal, coloca un extremo en el pico del grifo y permite que corra agua por el interior hasta lavar bien, coloca nuevamente en un recipiente con agua caliente y vinagre, retira y seca con papel absorbente. Reserva

Corta las carnes en trozos y pásalas por la picadora. En un bowl grande coloca la carne y todos los ingredientes y mezcla muy bien hasta que todos se integren. Lleva al refrigerador durante una hora.

Cambia el disco cortante de la picadora y coloca el embudo, inserta un extremo de la tripa y retrae hasta que la misma quede totalmente introducida en el embudo, luego coloca la mezcla de carne en la tolva de la picadora y acciona la manivela con una mano y con la otra presiona la carne. Llena la tripa  hasta unos centímetros menos del final.

**CURSO GRATUITO:

Como Aprender a Cocinar Más Rápido y Ganar Dinero Con Ello”

Haz Clic Aqui y Descárgalo AHORA

Ata los extremos con hilo choricero (o de algodón), forma ruedas de unos veinte centímetros y luego ata las dos puntas juntas.

En el momento de asarlas, separa las puntas y enrosca la salchicha en forma de espiral, sosteniéndola con unos palillos para evitar que se estiren.

Si te gustó este artículo déjame tus comentarios.

Muchas gracias por acompañarme.

Te dejo mi afectuoso saludo.

Lilian Chalies

Dedicada a tu éxito en la cocina