Nuestro país se caracteriza entre otras cosas por poseer una tierra privilegiada donde brilla el sol, la bendice la lluvia y donde reinan todos los accidentes geográficos.

Enmarcando todo esto, están las corrientes migratorias con sus distintos aportes culturales lo que parece un gran cóctel mezclado en una coctelera gigante de donde se saca una poción mágica que encanta al mundo.

Y una pequeña porción de esa poción la conforma la gastronomía argentina, con sus sabores propios y los productos agroganaderos que se diferencian del resto por desarrollarse en un clima más que privilegiado y en esta tierra maravillosa.

Si continúas leyendo aprenderás a elaborar un plato genuinamente criollo que seguramente apreciarás.

 

De esa mezcla de culturas se fueron desarrollando diferentes platos que se convirtieron en típicos de esta región pues se fueron cambiando ingredientes originales por aquellos que se cultivan en esta zona o provenientes de animales criados acá, alimentados con los verdes pastos de nuestro territorio lo que proporciona a nuestras carnes ese sabor tan especial.

Y a propósito de platos criollos, quiero compartirte una receta que se viene repitiendo desde nuestros ancestros y que jamás pasa de moda, Me refiero a nuestro tradicional PUCHERO.

Esta comida le debe su nombre al hecho que en el campo se preparaba en grandes ollas de hierro fundido colocadas directamente sobre las llamas de leños encendidos, generalmente a la intemperie y durante un largo lapso de tiempo.

Por supuesto que hoy los métodos de cocción han cambiado, aunque no demasiado los ingredientes los que dependen de la zona y la época del año en la que se la elabore.

Básicamente los ingredientes para la realización de esta receta son:

 

Zapallo 1 Kg.

Papas  ½ Kg.

Batatas ½ Kg.

Zanahorias ¼ Kg.

Cebolla  1

Puerro   1

Cebolla de verdeo  2

Pimiento rojo ½                                                                                                                                  

Pimiento Verde  ½

Repollo blanco chico  ½

Choclo amarillo 1

Chorizo 2

Osobuco 4 medallones

Tapa de asado  ½ Kg.

Panceta ahumada  150 Grs.

Porotos pallares  200 Gs.

Apio  2 ramitas

Laurel  2  hojas

Romero  4 hojitas

Orégano  1 Cdta.

Comino 1 Cdta.

Pimienta negra en grano 1 Cdta.

Sal gruesa 1 Cda.

Ajo 3 dientes

 

En una cacerola grande coloca el osobuco y la tapa de asado, cubre con abundante agua, agrega las hierbas, la sal y la pimienta, cocina durante 30 minutos a fuego medio, luego agrega los porotos y cocina 10 minutos, incorpora la panceta y los chorizos y cocina 10 minutos más.

A medida que vaya cocinando se formará una espuma en la superficie, debes retirarla con la ayuda de una cuchara.

Lava la verdura, pela las papas y las batatas y limpiar los pimientos quitando semillas y adherencias y raspa la piel de las zanahorias, corta en trozos grandes.

Controla la cocción de la carne, si está cocida, agrega los vegetales, baja un poco el fuego y continúa cocinando 10 minutos más.

Retira los ingredientes cuidando de no romper los vegetales y sirve caliente.

Cuela el caldo y guárdalo, con él puedes preparar una rica sopa o un risotto, o puedes congelarlo en cubeteras para usar luego los cubos en distintas preparaciones.

 

**CURSO GRATUITO:

Como Aprender a Cocinar Más Rápido y Ganar Dinero Con Ello”

Haz Clic Aqui y Descárgalo AHORA

Si te gustó este artículo, déjame tu comentario.

Muchas gracias por acompañarme.

Te dejo mi afectuoso saludo

Lilian Chalies

Dedicada a tu éxito en la cocina