Hola soy Lilian Chalies y hoy comenzaré a hablarte de otra parte de la cocina con la que además de deleitar a los tuyos, puedes generar dinero trabajando en Tu Cocina.

Si lees estos artículos aprenderás mis técnicas para elaborar una gran variedad de productos de lunch, los que si  compraras hechos gastarías muchísimo más .


Además te compartiré recetas para que elabores productos que podrás agregar a tu emprendimiento y que se venden como pan caliente.

Lo que suele denominarse como Servicio de Lunch o Catering, se compone de muchos elementos pero siempre depende del gusto o preferencias del consumidor. Por lo general está formado por bufete frío o  caliente y frio, cuyos componentes pueden ser distintas variedades de sándwiches, canapés, empanadas, tarteletas, etc. Con la particularidad que sean de un tamaño pequeño.

La idea es que se coman de uno, máximo dos bocados puesto que al no utilizarse cubiertos ni platos, se debe mantener el menor tiempo posible en la mano.

Antes de comenzar con las recetas voy a darte una pequeña indicación para preparar el “Guee” (manteca clarificada) el cual utilizarás en varias preparaciones.

La manteca clarificada tiene la propiedad de no quemarse con la facilidad con que lo hace la manteca entera, no es necesario conservarla en la heladera y por el hecho de extraérsele las grasas saturadas no posee colesterol.

Se utiliza para elaborar preparaciones dulces y saladas y puede reemplazar perfectamente el aceite.

La preparación del guee es la siguiente:

Coloca la manteca en una cacerola adecuada a la cantidad que decidas preparar, llévala a fuego corona ( fuego corona es cuando el selector de la cocina se encuentra en posición semi apagado y un hilo de llama rodea la hornalla).

Cocina hasta que se derrita en su totalidad y comience a formar espuma en la superficie. Con un colador retira la espuma tantas veces como se forme cuando la manteca adquiera un color ámbar transparente, ese es el momento de retirarla. Una ves fría envasa en frasco de vidrio y consérvala bien tapada.

Bien, uno de los elementos infaltable en un buen catering son los sándwiches, así es que hoy comenzaré a darte recetas de Sándwiches, y la primera es la de:

SANDWICHES AGRIDULCES REBOSADOS:

Para estos sándwiches utilizarás pan de molde o de miga, cortado en círculos de aproximadamente dos centímetros de diámetro, para lo cual usarás un corta pastas.

Muzzarela  en rodillo cortada en finas rebanadas, del mismo tamaño.

Panceta ahumada o bacón cortada también en círculos de la misma medida.

Ciruelas reina disecadas y fileteadas.

Rebozador cantidad necesaria.

Huevos cantidad necesarias (estimativo 2 huevos para 12 sándwiches).

Manteca clarificada

Pimienta negra  recién molida.

Procedimiento:

Bate un huevo y agrega pimienta a gusto, pasa las rebanadas de muzzarela por el batido y colócalas sobre un círculo de pan, sobre ella coloca una feta de panceta y cubre con filetes de ciruela. Tapa con otro circulo de pan y continúa armando todos los sándwiches de la misma manera.

Colócalos sobre una placa cubiertos con un film, luego presiónalos con otra placa a fin de  comprimirlos un poco.

Bate  nuevamente huevos y pasa los sándwiches, rebosándolos luego y acomódalos en una placa enmantecada.

Pincela toda la superficie de los sándwiches con la manteca clarificada y lleva a un horno precalentado a fuego fuerte durante cinco minutos.

Deben resultar ligeramente dorados.

Puedes prepararlos y conservar cubiertos con film, en la heladera y cocinar justo antes de servir pues lo ideal es comerlos calientes o tibios.

Otra riquísima opción de sándwiches son los preparados con chips, pequeños panecillos dulces que se adaptan a todo tipo de relleno y resultan muy fácil  y rápidos de hacer.

Para la masa necesitarás:

Harina 0000  1  Kg.

Levadura de cerveza 70 Grs.

Azúcar blanca 125 Grs.

Huevos 4

Yemas  2

Sal 1 Cdta.

Manteca blanda  100 Grs.

Leche tibia 250 cc.

Procedimiento:

Disuelve la levadura en la leche, agrega el azúcar y bate con batidor hasta que se forme una solución espumosa.

Coloca la harina en un bowl, haz un hueco en el centro y agrega la espuma de levadura y el resto de los ingredientes, une bien la masa y trabájala suavemente hasta formar un bollo tierno. Cubre el bollo con un film y deja descansar 15 minutos.

Luego corta con las manos, pequeños trozos de masa y forma bollitos sobre la mesada enharinada ayudándote con la palma de la mano ahuecada.

Coloca los bollitos en una placa enmantecada y deja descansar hasta que dupliquen su tamaño. Pinta la superficie con huevo batido y lleva a un horno moderado durante quince minutos.

Una vez fríos córtalos y rellena.

Si deseas conservarlos en el congelador, colócalos en envases herméticos con separadores, cuando aún estén tibios.

Retira una hora antes de usar y conserva a temperatura ambiente.

Una idea de relleno es el de hojas de rúcula, rodajitas de tomate y fetas de lomito ahumado.

Otra: Pechuga de pollo  cortada en rebanadas finas, lechuga, tomates y mayonesa.

Otra: Jamón crudo, tomates secos (rehidratados y dejados en remojo en aceite de oliva una hora antes) y  hojas de albahaca fresca.

En próximos artículos te dejaré nuevas recetas. Si tienes alguna inquietud no dudes en  consultarme. Puedes dejar tu comentario.

Gracias por leer mis artículos.

Te dejo  como de costumbre mi afectuoso saludo.

Lilian Chalies