Una vez más insisto que tener en nuestra heladera o alacena alimentos en conserva, es la mejor opción si queremos adelantar nuestras recetas de cocina, ya que eso no hace ahorrar un valiosísimo tiempo y si a eso lo agregamos que estas preparaciones son caseras, es obvio que la ventaja es doble o triple pues también ganamos en salud y economía, y pronto descubrirás porqué digo esto.

Si me acompañas te compartiré algunos trucos para la realización de  conserva de alimentos una receta de comida que con apenas algunos accesorios se convertirá en toda una cena.

Presta atención:

Si decidieras preparar una receta de vegetales como espinacas, acelga, cebollas, ajo y perejil, por ejemplo. Cuanto tiempo necesitarías para seleccionar, lavar y picar estos ingredientes? Si, es cierto, aproximadamente media hora, solo para la preparación previa.

Ahora bien… Si ya los tuvieras listos?, correcto, ahorrarías treinta minutos en la elaboración de tu cena y aprovecharías ese tiempo en otras ocupaciones.

Y eso podría ocurrir  todo el tiempo.

Otra ventaja de preparar alimentos en conserva es que puedes aprovechar las ofertas o la temporada óptima de los vegetales y guardarlos para cuando no halla en el mercado o cuando encarezca su precio y así además de ahorrar tiempo estarías ahorrando dinero. Que te parece?.

El único requerimiento en la elaboración de conservas es la exageración en las medidas de higiene, tanto en el área de elaboración como en los utensilios que usarás, esto es fundamental para el resultado final ya que el ingreso de bacterias a tu conserva podría echar a perder tu trabajo.

La selección y esterilización de los envases es otra parte que debes tener en cuenta, en mi curso gratuito encontrarás todas la indicaciones al respecto, no dudes en descargarlo.

**CURSO GRATUITO:

Como Aprender a Cocinar Más Rápido y Ganar Dinero Con Ello”

Haz Clic Aqui y Descárgalo AHORA

Ahora te daré la técnica para preparar vegetales, el procedimiento es común a casi todos, en esta oportunidad voy a referirme a los brócolis, ese precioso vegetal que se presta para la preparación de muchas recetas.

Cuando compres brócolis, elige aquellos cuyas flores estén cerradas y de color verde intenso, desecha los amarillentos. Corta las hojas y el tallo y separa los ramilletes de flores, luego sumérgelos en agua con unas gotas de lavandina y deja reposar quince minutos.

Retira los brócolis y enjuaga varias veces con abundante agua.

Si el tallo es tierno retira con un pelapapas la capa externa y utilízalo también.

Prepara una solución de agua con ½ cucharadita de bicarbonato de sodio, una de sal y colócalo en una cacerola, coloca sobre ella un recipiente apto para cocción al vapor (es importante que los vegetales no toquen el agua, así conservarán todas sus propiedades nutrientes) y dentro de este los vegetales. Cocina durante cinco minutos, dalos vuelta cuidando de no romperlos y cocina cinco minutos más), retira, coloca en bolsas para freezer o en envases herméticos y congela.

Puedes conservarlos hasta un año manteniendo la cadena de frío.

Si te gustó este artículo déjame tu comentario.

Gracias por acompañarme.

Te dejo mi afectuoso saludo.

Lilian Chalies

Dedicada a tu éxito en la cocina